ISO 9001

Certificación ISO 9001:2015, una herramienta para mejorar la eficacia de la organización

1 persona lo ha recomendado

Compartir

Certificación ISO 9001:2015, una herramienta para mejorar la eficacia de la organización

La certificación ISO 9001:2015, muestra su evolución hacia la mejora de la eficacia de las organizaciones, haciendo que se aproximen las partes estratégicas y operativas de la organización. Reduciendo los rígidos requisitos documentales de las versiones anteriores. Ahora, la norma centra su interés en el alineamiento de la parte estratégica y operativa de la organización, buscando resultados que la hagan mejor en su día a día, en su operativa.

ISO 9001:2015, ya no requiere una estructura documental específica, deja libertad a la organización en crear la estructura que mejor se le adapte, aquella que le resulte más eficaz. Eso sí, ISO 9001:2015 sigue siendo un compendio de definiciones normativas, más abiertas que nunca, orientadas a no descuidar aspectos importantes para lograr el éxito en la gestión global de la organización.

La nueva versión, incluye el análisis de nuevos aspectos para la consolidación de un proyecto de futuro en la organización.

Aclaración de sus nuevos enfoques:

  • Estructura documental.

    ISO 9001:2015, ya no requiere una estructura documental concreta, permite ajustarla a las necesidades y personalidad de cada organización. No se requieren tampoco adoptar el lenguaje de la norma, aunque hay que conocerlo y entenderlo para su aplicación.

    Ya no se exige un “Manual de Calidad” o “Procedimiento”.  Se deja a la organización que lo organice como más eficaz le resulte, siempre manteniendo el cumplimiento con los requerimientos de la norma. Así mismo, se ha reducido el nivel de registros o información documentada se requieren, las evidencias se pueden mantener de forma más abierta.

    Esta versión permite cumplir con la norma con una documentación más adecuada a la personalidad de cada organización.

  • Productos y servicios

    Esta versión aúna los conceptos de “producto y servicio”, incluyendo todas las categorías finales de salida (hardware, servicios, software y materiales procesados). Por lo tanto, se pretende destacar la aplicación del concepto de “servicio” entre las características de salida, aunque sea sea parcial, por ejemplo, en aplicaciones a software.

    No obstante, en la mayoría de los casos ambos conceptos se aplican de forma conjunta a través del producto final, tangible o intangible.

  • Identificación de las necesidades y expectativas de las partes interesadas

    Se requiere que la organización analice y especifiquen los requisitos y necesidades que las partes interesadas tengan sobre la organización, el enfoque de satisfacción se extiende a los 360º de las relaciones de la organización.

    Es aplicable, cuando la organización necesita demostrar su capacidad para proporcionar de forma regular productos y servicios que cumplen con requisitos de cliente, legales, reglamentarios y que aspira a aumentar la satisfacción del cliente. Para ello se aplican técnicas de análisis del contexto (interno y externo), permitiendo la detección de fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas.

    No obstante, la norma no establece su requerimiento a las partes interesadas que la organización considere que no lo son. Es la organización la que decide si es pertinente o no, para su sistema de gestión de la calidad cada posible requisito.

  • Aplicación del pensamiento basado en el riesgo

    Este concepto es una evolución de las versiones anteriores, se trata de una aplicación coherente. Se pide que se analice el contexto, se evalúen los riesgos, y siendo consecuente se planifiquen medidas de control y mejora para paliar sus efectos.

    Es una herramienta de carácter preventivo, enfocada altamente a la mejora continua del sistema, y por lo tanto de la organización.  Una vez más la norma muestra su flexibilidad, no estableciendo requisitos en el método a aplicar. Deja libertad de elección a las organizaciones, pudiendo escoger el mas adecuado en cada caso.

    Aunque la norma no lo menciona, ahora más que nunca está marcado el carácter de retorno interno de la inversión en sistema de gestión de la calidad. Todas las mejoras internas, contabilizadas o no, empiezan a ser un objetivo que se suma al reconocimiento externo del certificado.

  • Alcance del sistema y aplicación de exclusiones

    Ya no hay una referencia a las “exclusiones” en relación a la aplicabilidad de los requisitos en el sistema de gestión de calidad de la organización. Sin embargo, se puede revisar la aplicación de los requisitos en base al tamaño, actividad, riesgos y oportunidades que encuentre. La organización solo puede decidir la exclusión en el caso que su decisión no tenga influencia en el resultado final de conformidad de los productos y servicios.
  • Gestión del conocimiento

    ISO 9001:2015 considera que es importante determinar y gestionar los conocimientos adquiridos por la organización, para asegurarse la eficaz operación de sus procesos y lograr la conformidad de los productos y servicios.

Los requisitos del conocimiento introducidos son:

  • Salvaguardar a la organización de la pérdida de conocimientos.
  • Fomentar la adquisición del conocimiento.

NUESTROS SISTEMAS CON CERTIFICACIÓN

1 persona lo ha recomendado

Somos expertos en consultoría de sistemas


Escriba un comentario