Sistema PEFC™: La certificación de la gestión forestal sostenible

Compartir

Fuente: Este vídeo pertenece al canal del PEFC-España en YouTube.

En el vídeo se nos explica que la gestión forestal sostenible salvaguarda los hábitats naturales y la biodiversidad, mantiene la capacidad de regeneración de los bosques, ayuda a la conservación de recursos como el agua y el suelo y contribuye a la lucha contra el cambio climático. Ayuda a mantener las funciones sociales, productivas y culturales de los montes. Promueve también el desarrollo rural porque une la actividad económica sostenible al bosque y sus recursos. Armonizar la conservación del medioambiente con la actividad económica es un objetivo común.

Para ello, la certificación forestal es una herramienta que contribuye eficazmente al desarrollo sostenible. Es la prueba de una buena gestión: garantiza que el aprovechamiento de la madera y otros productos forestales es socialmente beneficioso, económicamente viable y respetuoso con el medioambiente. La certificación genera empleo en el medio rural impulsando la economía sostenible. Pone en valor la tradición, los conocimientos, el trabajo de siempre. Consolida la imagen positiva de la madera, el papel o el corcho procedentes de una correcta gestión forestal como productos naturales, ecológicos y renovables. No hay materias primas más respetuosas con el medio ambiente.

La certificación también garantiza la trazabilidad de productos fabricados a partir de la madera y otros productos derivados del bosque (piñones, frutos silvestres, corcho, plantas medicinales y aromáticas, etc.). Ayuda a mejorar la competitividad de la industria transformadora, aporta valor añadido a las empresas distribuidoras y comercializadoras y a sus productos.

Es una herramienta idónea para responder de manera adecuada a los nuevos retos de los mercados que exigen de manera creciente productos forestales de fuentes certificadas. Expresa el compromiso de las empresas con el medioambiente y el desarrollo sostenible, potenciando y visibilizando sus políticas de responsabilidad social corporativa. Asimismo, garantiza a los consumidores que los productos que adquieren proceden de bosques gestionados de manera sostenible. La compra responsable de productos certificados beneficia a todos.

El cuidado del entorno permite también el desarrollo de las poblaciones rurales y genera nuevas formas de ocio relacionadas con el disfrute de la naturaleza. La certificación aumenta el valor ecológico, cultural y recreativo del bosque. Potenciar las actividades respetuosas con el medioambiente y la conservación de la biodiversidad es trabajar por el presente y apostar por el futuro. Cuidar el bosque es tarea de todos.

NUESTROS SISTEMAS CON CERTIFICACIÓN


Escriba un comentario